UN MENSAJE DE ESPERANZA

COMUNIDAD NUEVO AMANECER

Necesitamos del amor de un Padre, un Padre amoroso, un Padre consolador, un Padre que nos entienda, un Padre que verdaderamente nos ame incondicionalmente. De tal manera amó Dios (Padre) al mundo que envió a su único hijo para salvarte.

Cuando fuiste pequeño/a y te violentaron física y/o psicológicamente NO FUE TU CULPA, fue responsabilidad de quienes te agredieron. Hoy Jesús te dice : ” He venido a sanar a los que quebrantados de corazón “.